Expansión, crecimiento e internacionalización

La importancia de la transformación digital en las pymes y qué ventajas aporta

La transformación digital en la empresa ya es un hecho. Este proceso no sólo incumbe a los usuarios, sino que modifica la metodología de trabajo de las empresas e instituciones, haciéndola más eficiente y práctica. Lejos de ser un obstáculo a superar, el uso continuado de las nuevas tecnologías se puede convertir en el principal aliado de las organizaciones gracias a la digitalización de los procesos en sus negocios y las ventajas que ello conlleva.

  1. Soporte a distancia

El hecho de incorporar herramientas digitales en un proceso de expansión o internacionalización, puede favorecer a las pymes conectándoles con nuevos mercados internacionales y de exportación con tan sólo un clic. Gracias a las herramientas de videoconferencia, por ejemplo, las pymes pueden realizar un soporte post-venta a distancia sin perder la calidad del mismo.

  1. Búsquedas más productivas de nuevos clientes

DigitalPor otro lado, la digitalización del proceso de expansión ayuda a identificar de una manera más sencilla nuevos usuarios, potenciales clientes, distribuidores y partners, gracias al acceso a directorios, Marketplaces y otras herramientas de bases de datos virtuales a las que actualmente tenemos acceso.  Eso sí, siempre teniendo en cuenta que los datos recogidos han de ser procesados y cualificados, el big data nos permite acceder a multitud de información, que luego hemos de cualificar y utilizar como necesitemos y siempre priorizándola. Además, gracias a los software de gestión de clientes (CRM) se puede realizar un mejor seguimiento y cualificación de los leads y de las oportunidades comerciales.

  1. Mejora de procesos productivos gracias a la innovación tecnológica

El uso de la tecnología con la finalidad de acelerar procesos productivos que se habían ralentizado, por quedarse obsoletos, o realizar innovaciones tecnológicas en el desarrollo de productos, permite a la empresa poseer una ventaja competitiva frente al resto de sus competidores al establecer características diferenciadoras en su negocio, optimizar sus recursos disponibles y  tener procesos más eficientes.

  1. Marca y reputación

Crear y posicionar una marca actualmente se ha de tener en cuenta bajo este concepto digital, cada vez más son los usuarios que acceden a través de un dispositivo móvil, o que utilizan las redes sociales para comunicar su opinión sobre la empresa. Generar comunidades, estar presente en la red o crear contenido de valor para los usuarios es imprescindible de cara a la reputación online de la pyme.

Lo más importante de la trasformación digital de una pyme es que la dirección de la empresa tenga compromiso y visión, elija al equipo que liderará esta digitalización correctamente y exista una comunicación y formación interna de manera continua, solo así, con un equipo unido y con visión digital se podrá llevar a cabo. La transformación digital ha de ser un objetivo común en la compañía.

La rápida evolución de los procesos digitales exige a las pymes adaptarse a las tendencias y necesidades actuales tanto del mercado como de los consumidores, ahora es el momento de evolucionar o morir.

Read More

México conserva sus intenciones de mantener una relación con la Unión Europea y Reino Unido

Tras producirse la resolución de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, todos los lazos que este país mantenía con terceros se han visto afectados en mayor o menor medida.

En este sentido, México ha confirmado su deseo de fortalecer su vinculación tanto con la Unión Europea como con Reino Unido tras el famoso Brexit. Reino Unido, el cual se ha llegado a convertir en el vigésimo séptimo socio comercial del país americano, ha conseguido alcanzar en 2015 en materia de comercio bilateral, la cifra de 4.312 millones de dólares.

México-Reino UnidoEn consecuencia, se ha decidido mantener vigentes todos los acuerdos bilaterales que se vienen manteniendo entre México y Reino Unido hasta que no se produzcan nuevas negociaciones que los varíen o actualicen.

Además, México ha querido expresar su firme intención de mantener los vínculos de colaboración que conserva con la Unión Europea en el marco de su Asociación Estratégica y del Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación (Acuerdo Global), que entraron en vigor desde el año 2000.

Read More

Ya he elegido el mercado, ¿qué tengo que hacer ahora para exportar allí?

Uno de los primeros pasos en la internacionalización de un negocio es seleccionar el mercado o mercados de destino, a los que nos vamos a dirigir. Tras esta decisión,  no podemos comenzar a vender nuestro producto o servicio sin un plan de actuación definido, que nos conduzca hasta la correcta expansión internacional de nuestro negocio.

Para avanzar correctamente en el proceso de expansión internacional, conviene que planteemos y respondamos a una serie de preguntas para asegurarnos de entrar de la manera más adecuada al nuevo mercado internacional:

Exportar a nuevos mercados internacionales

1. ¿Cuál es mi público objetivo en el mercado?

Tras elegir cuál va a ser el mercado al que dirigirnos el primer paso es definir cuál va a ser el segmento al que van a ir enfocados los esfuerzos comerciales. Si la empresa va dirigida a varios sectores, es necesario priorizarlos para focalizar los esfuerzos y tener una vía de entrada clara que, una vez consolidada, nos permita ampliar mercado. Una vez definido, deberemos  identificar cuáles son los hábitos y comportamientos de compra de los clientes potenciales.

2.¿Está mi producto/servicio adaptado a dicho público objetivo?

Cuando internacionalizamos un producto o un servicio es importante tener en cuenta que éste debe estar adaptado tanto al idioma como a la cultura del país de destino. Para ello, hay que conocer cuáles son los hábitos, gustos y preferencias de los consumidores del país extranjero y las normas socialmente establecidas, además del idioma. Cuanto más se adapte nuestro producto o servicio al mercado, mayores oportunidades tendremos de entrar en el mismo y de posicionarnos frente a la competencia.

3. ¿Cuál es mi competencia? ¿Cuál es mi ventaja competitiva?

Antes de entrar en un nuevo mercado de destino, hemos de analizar muy bien a nuestros competidores: qué funcionalidades incluye su producto o servicio, a qué segmentos se dirigen, cuáles son mis fortalezas y debilidades frente a ellos, qué precios tienen…. Estos diferenciales pueden marcar una ventaja competitiva de nuestro producto o servicio. En el análisis de la competencia hemos de tener en cuenta tanto empresas locales como empresas internacionales con gran presencia en el mercado.

4. ¿Cuál será el modelo comercial?

Al comenzar en un nuevo mercado internacional se nos presentan distintas alternativas para comercializar nuestro producto o servicio al consumidor. Por ello, conviene definir qué canales de distribución se van a utilizar, dependerá del tipo de producto o servicio, su implicación tecnológica, su proporción de autoservicio, inseparabilidad del prestador… se puede trabajar con venta directa desde origen, eCommerce, distribuidores locales o agentes comerciales, entre otras opciones, que habrá que analizar teniendo en cuenta el producto o servicio, el mercado y el cliente final.

5. ¿Cómo voy a comunicar mi producto/servicio?

La comunicación supone uno de los ejes primordiales para darse a conocer en un nuevo país y comenzar a elaborar una imagen de marca consolidada. Para ello conviene elaborar un plan de comunicación, específico para el mercado, en el que se indiquen qué objetivos se pretende alcanzar y cuáles van a ser las acciones que se van a desarrollar para ello (posicionamiento SEO, SEM, asistencia a ferias y eventos, conferencias y actualización de página web, entre otras).  Puesto que el objetivo es darse a conocer en un mercado extranjero, hay que hacer hincapié en la traducción y adaptación de la página web y de la documentación comercial

6. ¿Cómo va a llegar mi producto/servicio al cliente final?

En el caso de los productos, hemos de definir también el proceso logístico, cómo vamos a transportar nuestro producto al mercado y ser conscientes de los pagos de aranceles y tasas de las aduanas a los que va a tener que hacer frente nuestra empresa, así como la documentación legal que es obligatoria para que nuestro producto pueda pasar la frontera.

7. ¿Qué personas del equipo se van a dedicar a este mercado? ¿Cuáles van a ser sus labores?

Consiste en analizar qué personal disponemos en el departamento de exportación y qué porcentaje de su tiempo podrían dedicar al nuevo mercado, teniendo en cuenta tanto ejecución como supervisión. Si no es suficiente hay que plantear la opción de contratar nuevos trabajadores, a tiempo parcial, que lleven a cabo el seguimiento del mercado, es imprescindible que tengan un alto nivel en el idioma correspondiente.

8. ¿Cuál es mi presupuesto para este mercado? ¿Tengo capacidad financiera y productiva suficiente para abastecer este mercado?

Antes de iniciar cualquier acción internacional es indispensable establecer un presupuesto que la empresa esté dispuesta a destinar al nuevo mercado y realizar una previsión de ingresos y gastos para valorar el retorno de la inversión. Es importante ir siguiendo estas estimaciones y valorar las posibles desviaciones.

9. ¿Qué certificaciones y normativa tiene que superar el producto/servicio?

Hace referencia a las regulaciones que el producto o servicio debe cumplir para acceder al mercado de destino. En ocasiones, las regulaciones son obligatorias por el gobierno local u otras instituciones y en otras, no lo son, pero es el propio cliente quien las exige. Con esto hemos de tener en cuenta que no sólo existen barreras arancelarias, sino que hemos de analizar bien las exigencias de entrada de un mercado.

 

Read More