Expansión, crecimiento e internacionalización

Ya he elegido el mercado, ¿qué tengo que hacer ahora para exportar allí?

Uno de los primeros pasos en la internacionalización de un negocio es seleccionar el mercado o mercados de destino, a los que nos vamos a dirigir. Tras esta decisión,  no podemos comenzar a vender nuestro producto o servicio sin un plan de actuación definido, que nos conduzca hasta la correcta expansión internacional de nuestro negocio.

Para avanzar correctamente en el proceso de expansión internacional, conviene que planteemos y respondamos a una serie de preguntas para asegurarnos de entrar de la manera más adecuada al nuevo mercado internacional:

Exportar a nuevos mercados internacionales

1. ¿Cuál es mi público objetivo en el mercado?

Tras elegir cuál va a ser el mercado al que dirigirnos el primer paso es definir cuál va a ser el segmento al que van a ir enfocados los esfuerzos comerciales. Si la empresa va dirigida a varios sectores, es necesario priorizarlos para focalizar los esfuerzos y tener una vía de entrada clara que, una vez consolidada, nos permita ampliar mercado. Una vez definido, deberemos  identificar cuáles son los hábitos y comportamientos de compra de los clientes potenciales.

2.¿Está mi producto/servicio adaptado a dicho público objetivo?

Cuando internacionalizamos un producto o un servicio es importante tener en cuenta que éste debe estar adaptado tanto al idioma como a la cultura del país de destino. Para ello, hay que conocer cuáles son los hábitos, gustos y preferencias de los consumidores del país extranjero y las normas socialmente establecidas, además del idioma. Cuanto más se adapte nuestro producto o servicio al mercado, mayores oportunidades tendremos de entrar en el mismo y de posicionarnos frente a la competencia.

3. ¿Cuál es mi competencia? ¿Cuál es mi ventaja competitiva?

Antes de entrar en un nuevo mercado de destino, hemos de analizar muy bien a nuestros competidores: qué funcionalidades incluye su producto o servicio, a qué segmentos se dirigen, cuáles son mis fortalezas y debilidades frente a ellos, qué precios tienen…. Estos diferenciales pueden marcar una ventaja competitiva de nuestro producto o servicio. En el análisis de la competencia hemos de tener en cuenta tanto empresas locales como empresas internacionales con gran presencia en el mercado.

4. ¿Cuál será el modelo comercial?

Al comenzar en un nuevo mercado internacional se nos presentan distintas alternativas para comercializar nuestro producto o servicio al consumidor. Por ello, conviene definir qué canales de distribución se van a utilizar, dependerá del tipo de producto o servicio, su implicación tecnológica, su proporción de autoservicio, inseparabilidad del prestador… se puede trabajar con venta directa desde origen, eCommerce, distribuidores locales o agentes comerciales, entre otras opciones, que habrá que analizar teniendo en cuenta el producto o servicio, el mercado y el cliente final.

5. ¿Cómo voy a comunicar mi producto/servicio?

La comunicación supone uno de los ejes primordiales para darse a conocer en un nuevo país y comenzar a elaborar una imagen de marca consolidada. Para ello conviene elaborar un plan de comunicación, específico para el mercado, en el que se indiquen qué objetivos se pretende alcanzar y cuáles van a ser las acciones que se van a desarrollar para ello (posicionamiento SEO, SEM, asistencia a ferias y eventos, conferencias y actualización de página web, entre otras).  Puesto que el objetivo es darse a conocer en un mercado extranjero, hay que hacer hincapié en la traducción y adaptación de la página web y de la documentación comercial

6. ¿Cómo va a llegar mi producto/servicio al cliente final?

En el caso de los productos, hemos de definir también el proceso logístico, cómo vamos a transportar nuestro producto al mercado y ser conscientes de los pagos de aranceles y tasas de las aduanas a los que va a tener que hacer frente nuestra empresa, así como la documentación legal que es obligatoria para que nuestro producto pueda pasar la frontera.

7. ¿Qué personas del equipo se van a dedicar a este mercado? ¿Cuáles van a ser sus labores?

Consiste en analizar qué personal disponemos en el departamento de exportación y qué porcentaje de su tiempo podrían dedicar al nuevo mercado, teniendo en cuenta tanto ejecución como supervisión. Si no es suficiente hay que plantear la opción de contratar nuevos trabajadores, a tiempo parcial, que lleven a cabo el seguimiento del mercado, es imprescindible que tengan un alto nivel en el idioma correspondiente.

8. ¿Cuál es mi presupuesto para este mercado? ¿Tengo capacidad financiera y productiva suficiente para abastecer este mercado?

Antes de iniciar cualquier acción internacional es indispensable establecer un presupuesto que la empresa esté dispuesta a destinar al nuevo mercado y realizar una previsión de ingresos y gastos para valorar el retorno de la inversión. Es importante ir siguiendo estas estimaciones y valorar las posibles desviaciones.

9. ¿Qué certificaciones y normativa tiene que superar el producto/servicio?

Hace referencia a las regulaciones que el producto o servicio debe cumplir para acceder al mercado de destino. En ocasiones, las regulaciones son obligatorias por el gobierno local u otras instituciones y en otras, no lo son, pero es el propio cliente quien las exige. Con esto hemos de tener en cuenta que no sólo existen barreras arancelarias, sino que hemos de analizar bien las exigencias de entrada de un mercado.

 

Read More

Negocios en Sudáfrica: abriendo los horizontes hacia mercados en expansión

Sudáfrica, con aproximadamente 53 millones de habitantes, es el mayor importador y una de las primeras economías del continente africano. Su PIB es de 326,54 millones de USD, es el actor político y productivo más importante de África y sede de las más importantes corporaciones y áreas industriales.

Sudáfrica MapaSudáfrica es un mercado con gran potencial de desarrollo en el que las empresas europeas pueden beneficiarse del Acuerdo de Libre Comercio firmado por Sudáfrica y la Unión Europea. Además, gracias a la marca España y a que la mayoría de la ingeniería de energías renovables del país africano la están ejecutando empresas españolas, los productos fabricados en nuestro país poseen una excelente reputación en Sudáfrica, hecho que facilita el asentamiento de empresas españolas.  Desde la seguridad jurídica, económica y financiera de Sudáfrica, se accede a un mercado de 250 millones de habitantes de los 15 países de la Southern Africa Development Community.

Practical Team apuesta por este mercado ofreciendo a las empresas un apoyo en origen y en destino con un equipo local profesional y con enfoque a resultados. Gracias a la experiencia del equipo local se facilita el conocimiento del mercado, así como las relaciones institucionales permitiendo una entrada al mercado sudafricano mucho más sencilla y rápida, ofreciendo siempre una visión real y práctica del mercado.

La metodología de trabajo de Practical Team comienza con un análisis de mercado, adaptado a las necesidades de la empresa, que permite identificar si existen oportunidades de negocio reales en el mercado. Si se han identificado estas oportunidades, se prepara una agenda de reuniones con potenciales clientes o distribuidores, que tienen un interés real en el producto o servicio de la empresa, y que se formaliza en un posterior viaje al que la empresa acude siempre acompañada por uno de los consultores locales.

Tras el viaje y contando ya con un primer aterrizaje en el mercado, se identifican  las estrategias idóneas a adoptar para introducirse en el mercado sudafricano, gracias a la experiencia de Practical Team en expansión internacional y asesoramiento estratégico.

Con esta metodología, hemos trabajado y ayudado a empresas procedentes de multitud de sectores como la iluminación, salud, medioambiental, transportes e ingeniería entre otros.  Este apoyo profesional será el impulsor para aquellas empresas que quieran exportar, acelerar su proceso o implantarse en el mercado Sudafricano.

Read More

Soy una pyme y quiero vender en Internet, ¿cómo empiezo? Las claves del eCommerce

Ya son más del 67% de los internautas españoles los que apuestan por la compra online, dato que supone 19.200.000 compradores. Los consumidores han cambiado o están cambiando sus hábitos de compra, para adquirir productos y servicios por Internet, además este canal permite a las empresas llegar a más mercados y por tanto a más consumidores, por eso son muchas ya las compañías que quieren dar el salto hacia al eCommerce.ecommerce

La creación de una tienda online puede parecer algo sencillo, pero hay que tener en cuenta que es una inversión estratégica y requiere planificación y tiempo. Además, hemos de tener en cuenta que no todos los productos o servicios están preparados para su venta online y antes de invertir hemos de analizar el proyecto y su viabilidad.

Por ello, si estás planteándote comenzar a vender online, a continuación te indicamos algunos aspectos estratégicos que se han de tener en cuenta antes de comenzar:

  1. Realiza un estudio de mercado

Lo primero que debemos hacer es conocer cuál es nuestro target, cómo es el público a quien nos queremos dirigir y cuál son sus hábitos de compra. Averiguar qué productos son los que mayor éxito tienen en internet y cómo toman las decisiones de compra nos ayudará a adecuar la tienda a los consumidores y facilitar o acelerar la venta.

  1. Analiza a tu competencia

Este punto es muy importante, antes de comenzar a vender, hemos de conocer a nuestros competidores directos en Internet: qué condiciones de compra establecen, cuál es su servicio post venta, su política de devoluciones, cómo venden los productos, posicionamiento… Esto nos permitirá conocer cómo está nuestro sector, qué tipo de nichos están siendo desatendidos para poder aprovechar una oportunidad y generar un valor añadido en nuestros productos o servicios diferente a estas empresas. Una de las ventajas para los usuarios, y a la vez cierto inconveniente para las empresas, del eCommerce es que la comparación de calidad, precios y servicios añadidos es mucho más sencilla, por eso hemos de ofrecer algo diferente y que nuestro público objetivo lo valore.

  1. Añade valor a tus clientes

En tono con el apartado anterior, una vez analizado el público y la competencia, hemos de saber diferenciarnos. La venta online no nos permite comunicarnos personal y directamente con nuestros clientes, dependemos de lo que se comunique y cómo se comunique, por ello hemos de saber diferenciarnos y crear un valor añadido adaptado al mercado y a los consumidores. Todo aquel valor añadido que comuniquemos hemos de mostrarlo para dar confianza al usuario.

  1. Genera tráfico a la tienda online, define una estrategia de comunicación

No solo sirve con crear la tienda, sino que hemos de posicionarla para generar tráfico a la misma, hay muchas herramientas y acciones que se pueden llevar a cabo, pero todas ellas requieren constancia. Posicionamiento SEO (más conocido como el posicionamiento de los buscadores), posicionamiento SEM (anuncios pagados en Google o Adwords) y perfiles en redes sociales, son los más habituales. Estos últimos se utilizan tanto para interactuar con el cliente como para dar a conocer la tienda y los productos que ella contiene de una forma gratuita, también deberemos adaptar la comunicación al mercado.

  1. Exporta tus productos o servicios

Una de las grandes ventajas de la tienda online, es que nos permite llegar fácilmente a un mundo globalizado y comercializar nuestros productos en mercados internacionales, por ello, no te conformes con el mercado nacional, exporta a nuevos mercados, eso sí, siempre con un plan estratégico bien definido previamente para cada mercado y priorizando 1-2 como mucho, ir paso a paso es lo que nos permitirá crecer.

  1. La importancia del servicio post-venta

Un aspecto que muchas empresas dejan de lado y es de los más importantes en la venta online. Hemos de ganarnos la confianza de los usuarios a través de referencias, productos de calidad, fotos reales, sellos de confianza…, pero, sobre todo, con un buen servicio post-venta que nos permita acercarnos al cliente y darle la garantía de que puede confiar en la empresa.

ShoppingEn resumen, a la hora de crear una tienda online, la empresa ha de pensar qué necesita el usuario (consumidor potencial) y buscar la cercanía, adaptabilidad y confianza de los potenciales clientes.

Una vez definido todo esto, ya podemos dar de alta nuestra tienda online y ¡empezar a vender! Para ello hay herramientas muy sencillas que nos pueden permitir crear nuestra tienda de una manera fácil y rápida.

Read More