Tag : exportar

HomePosts Tagged "exportar"

Los 5 errores a evitar cuando una empresa quiere exportar

Las empresas con expectativas de expandir su presencia mundial por primera vez mediante la exportación de sus productos y servicios, se enfrentan a una gran cantidad de dudas y cuestiones. En esta fase de inicio, las empresas deben analizar muy bien su internacionalización y definir un plan que les permita entrar en el mercado de manera eficaz y ordenada.

El desconocimiento de un nuevo mercado, la ausencia de relaciones y experiencias comerciales y la cantidad elevada de recursos que se requieren en el proceso, suelen ser las principales causas que hacen que las empresas desistan en su proceso de internacionalización.

Horarios internacionales

Hoy queremos compartiros algunos de los errores que las empresas deben evitar para conseguir el éxito en tu proceso de exportación:

  1. Diagnóstico de exportación mal analizado

La primera acción que debe realizar cualquier empresa antes de comenzar a exportar es realizar un análisis de su potencial y viabilidad para penetrar en nuevos mercados internacionales. En ocasiones, se tiende a sobreestimar las capacidades de la empresa y sus recursos, lo que hace que no se tenga una visión realista de la situación de partida.

  1. Barreras no arancelarias

Además de los aranceles, existen en los mercados barreras no arancelarias que, de no tenerlas en cuenta, podría suponer un gran obstáculo para la entrada de un producto al país. Las exigencias de cada territorio con respecto a la exportación pueden ser muy diferentes. Es necesario informarse previamente de todos aquellos aspectos legislativos que pueden afectar al producto y a la empresa antes de llevar a cabo todo el proceso de exportación.

  1. Capacidad interna insuficiente para hacer frente a la exportación

Para poder iniciar un proceso de exportación que se pueda sostener a largo plazo, es primordial disponer de los recursos suficientes para adaptar nuestro producto y servicio a las exigencias de los mercados, tanto personales, económicos o comunicativos.

  1. No realizar un análisis del mercado

Es uno de los aspectos más importantes. El no realizar un análisis en profundidad del mercado nos puede llevar a equivocarnos en la selección del producto o del mercado, concurriendo en unos sobrecostes por una mala decisión. También, es importante tener en cuenta, una vez elegido el mercado de destino, las diferencias culturales, los gustos y la estacionalidad de nuestro producto para adaptarlo de la mejor forma posible al dicho mercado.

  1. Estrategia de comunicación errónea

Cuando un producto o servicio se lanza en un país extranjero, hay que adecuar, no sólo el idioma, sino también el mensaje comercial y las expresiones a la cultura del país de destino. También hay que tener muy presentes los canales de comunicación por los que se va a emitir dicho mensaje comercial, puesto que unos tendrán más aceptación que otros dependiendo del territorio y del público objetivo seleccionado, que no tienen por qué coincidir con los del mercado de origen

Todo lo anterior deberá ir reflejado en un plan de internacionalización que recoja las principales decisiones tomadas en la exportación; producto, público objetivo, a dónde y cómo nos dirigimos, objetivos, recursos disponibles.

Desde Practical Team ayudamos a las empresas en su internacionalización definiendo correctamente las acciones basadas en un análisis de la empresa y el mercado que nos permita enfocarnos correctamente en la expansión internacional de la compañía, como si fuera la nuestra propia.

 

Read More

La pyme española espera exportar el doble que la europea en 2017

Las pymes españolas confían en que la exportación marque la pauta del crecimiento económico y se muestran más optimistas que las empresas de otros países europeos, según una encuesta sobre perspectivas empresariales elaborada por las Cámaras de Comercio

En este documento se señala que las pymes españolas prevén que sus ventas en el exterior aumenten durante 2017 casi el doble de lo que tienen previsto exportar las empresas europeas. Se repite, por tanto, la tendencia de ejercicios anteriores y las pymes españolas vuelven a ser más optimistas que las del conjunto de la Unión Europea en cuanto a sus expectativas de ventas en el extranjero.

Comercio exterior España previsionesEn concreto, la diferencia entre el porcentaje de empresas españolas que creen que sus exportaciones aumentarán en 2017 y el de las empresas que esperan reducirlas es de 47 puntos porcentuales, mientas que en la Unión Europea esa diferencia se reduce a 24 puntos. En todo caso, las empresas europeas han registrado un comportamiento positivo en lo referente a exportaciones y las expectativas para 2017 en ese ámbito son, en general, optimistas.

En cambio, en materia de empleo e inversión las empresas prevén mejoras más moderadas respecto a las registradas en 2016. Así, las empresas españolas obtuvieron resultados positivos durante el pasado año en ambos ámbitos, pero sus expectativas para 2017 son más reducidas, aunque se mantienen por encima de la media europea.

Actividad empresarial

Respecto al ciclo expansivo de la actividad empresarial, la mayoría de los países analizados presentan perspectivas favorables para este año. Sólo en Hungría las empresas indican resultados negativos en 2016 y previsiones similares para el presente año. España, por su parte, se sitúa de nuevo entre los países con expectativas más optimistas, tras los buenos resultados obtenidos en 2016, sólo por detrás de Irlanda.

Del informe también se desprende que la actividad productiva de las empresas mantendrá la solidez mostrada durante 2016, aunque se constata una ligera ralentización del crecimiento de la economía española, con un aumento del 2,6% en 2017 frente al 3,2% estimado para el año anterior.

Según la encuesta, las empresas creen que la demanda externa marcará la pauta de crecimiento y que se producirá un comportamiento más dinámico de la inversión que del consumo. De hecho, las expectativas de inversión para 2017 mejoran respecto a 2016, pero el consumo podría verse afectado por un menor crecimiento del empleo.

Fuente: EFE Empresas
Read More

¿Cómo diferenciarme en un mercado maduro?

mercados-madurosCuando una empresa decide comenzar a exportar sus productos o servicios a nuevos mercados, tiende a seleccionar primero mercados cercanos al origen por proximidad, confianza y cultura similar o mercados grandes que, en teoría, nos ofrecen más mercado. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que mercados como Francia, Reino Unido o Estados Unidos nos ofrecen grandes oportunidades pero también grandes barreras, como la competencia presente y una normativa y expectativas de los clientes más exigentes. Esto significa una mayor inversión de recursos y de posicionamiento de la empresa, pero que superándolo, puede rentarnos con grandes resultados en los mercados.

La selección de mercados depende del tipo de producto y de las capacidades actuales de la empresa, pero para mercados maduros existen diversas estrategias para conseguir destacar y diferenciarse:

  1. Identificar un nuevo nicho de mercado: tratar de abarcar un segmento muy amplio de clientes conlleva una escasa personalización de los productos y servicios que se les ofrece. Hay que detectar aquellos nichos que se encuentran poco abordados y ofrecerles algo específico y adaptado a ellos, no todos los clientes son iguales y hemos de adaptar nuestros productos y servicios a las necesidades específicas de estos nichos.
  2. Romper barreras con la innovación: en un mercado con mucha competencia la clave del éxito puede estar en la diferenciación de tu producto o servicio. Innovar no tiene por qué estar ligado a procesos tecnológicos, se pueden generar nuevas ideas que giren en torno a tu actividad, a la forma de ofrecer el producto, al formato o directamente encontrar nuevos usos o nichos del mismo producto o servicio.
  3. Ofrecer calidad del servicio: un servicio de soporte de calidad es uno de los puntos más importantes para poder acceder a un mercado de este calibre. La cercanía y la confianza de un servicio de atención y de garantías es imprescindible para vender en estos mercados y para competir con empresas locales.
  4. Potenciar el valor de la marca: consiste en llegar el primero a la mente del consumidor. Esta estrategia se basa en la generación de emociones al consumidor ligadas a nuestra marca, siendo éste el mayor elemento diferenciador con nuestra competencia.
  5. Innovación en los procesos de la empresa: suele ser común que una empresa reproduzca los mismos procesos para el mercado nacional y el internacional. Este hábito puede impedir desarrollarse y evolucionar en el mercado. Por ello, la empresa ha de adaptar sus procesos al nuevo país y ofrecer modelos de negocio diferentes.

 

Ante todo, lo importante es seleccionar bien el mercado, nuestro público y el producto o servicio con el que vamos a introducirnos en el nuevo país y saber ser diferentes a los competidores ya implantados, esta diferenciación puede venir por muchas vías, pero siempre hemos de ofrecer algo diferente y, sobre todo, adaptado al mercado si queremos conseguir buenos resultados.

Read More