Expansión, crecimiento e internacionalización

HomeDesarrollo de negocioClúster: definición, objetivos y aspectos fundamentales de esta herramienta competitiva

Clúster: definición, objetivos y aspectos fundamentales de esta herramienta competitiva

El término «cluster» fue acuñado por Porter en su estudio sobre la ventaja competitiva de las naciones, en el que consideraba que la agrupación de empresas y su correspondiente especialización en determinadas actividades productivas contribuían favorablemente sobre la ventaja competitiva. Según el propio autor,  un clúster es “Un grupo de empresas e instituciones de apoyo concentradas en un territorio que compiten en un mismo negocio y que comparten características comunes y complementariedadesCooperación Empresarial.

Los clusters mejoran la ventaja competitiva de las empresas en tres aspectos fundamentales: incrementan su productividad; aumentan su capacidad para innovar y reducen sus costes, todo ello gracias a la posibilidad de compartir recursos, capacidades, experiencias y conocimientos.

Cuando varias empresas crean un clúster, pueden tener diferentes objetivos, pero siempre han de identificar al menos un objetivo común en alguna de estas ramas: Negocio o I+D.

Objetivos más habituales relacionados con el Negocio:

  • Tener o querer targets comunes. Gracias a la agrupación de las empresas pueden aumentar la probabilidad de venta y disminuir la competencia en el mercado.
  • Acceder a mercados comunes, principalmente internacionales o de difícil acceso. Al unir fuerzas, las empresas pueden acceder a mercados con mayor rapidez o que serían inviables si entraran individualmente.
  • Compartir actividades y costes promocionales
  • Reducir costes, gracias a la posibilidad de compartir recursos, capacidades y conocimientos.
  • Aumentar ventas. Gracias a la unión, pueden abarcar proyectos de mayor envergadura y acceder a algunos que de otra manera no sería posible.

Objetivos más habituales relacionados con la I+D+I:

  • Compartir recursos (conocimiento, tiempo, dinero, personas, instrumentos…) y optimizarlos para poder desarrollar productos y servicios que sólo con sus capacidades individuales sería inviable.
  • Compartir conocimientos y experiencias.
  • Actuar conjuntamente ante administradores, clientes u otros stakeholders, con el propósito de solicitar ayudas, u otro tipo de recursos y de facilitadores.

El desarrollo de un clúster es un proceso aparentemente sencillo, pero en el que deben darse las siguientes condiciones:

    • Involucración ejecutiva de los gerentes y directores generales de las empresas pertenecientes al clúster.
    • Consideración del clúster como instrumento estratégico y no como una herramienta táctica.
    • Existencia de núcleo “duro” de 2-3 empresas que hagan de “locomotora” y de un grupo “blando” que vaya a remolque.
    • Tamaño inicial no superior a 5-7 empresas (máximo 10) hasta no sentar las bases del clúster.
    • Empresas componentes de diferente tamaño y complementarias.

Cooperación

En definitiva, un clúster es una herramienta de competitividad para las empresas que lo componen, siempre y cuando QUIERAN, SEPAN Y PUEDAN llevar a cabo el proceso de desarrollo y dinamización del mismo.

 

 

Leave a Comment